BlogEl lado oscuro de las drogas: la crisis de los opioides

Azarius

  • $

$ 0, -

0,00 $

El lado oscuro de las drogas: la crisis de los opioides

14-05-2018 - 0 Comentarios

Si echas un vistazo a la historia de los Estados Unidos, puedes comprender como se relaciona con el uso y abuso, la experimentación y la persecución, y la prohibición y el empuje de las drogas.

Observar las tendencias de los narcóticos en este país parece un viaje un poco esquizofrénico. Por un lado, hay una floreciente economía canabica, con compañías de semillas como DNA Genetics y Humboldt, que aportan los beneficios del cannabis a millones de usuarios. Ya sea para uso recreativo o médico, la gente está inflando con el conocimiento y las normas correctas para un uso responsable de esta planta.

Sin embargo, en el otro lado de la luna, Estados Unidos están viviendo la crisis de drogas más letal de su historia: la epidemia de opiáceos.

El círculo vicioso: de pacientes a yonquis

A partir de 2017, dos millones de estadounidenses son clasificados de adictos a un opioide legal o ilegal, de origen natural o sintético, como oxycontin, Vicodin, Percocet, morfina y heroína. Estas sustancias se unen a los receptores en el cerebro y la médula espinal, lo que altera las señales de dolor. También activan las áreas de recompensa del cerebro liberando la hormona dopamina, creando una sensación de euforia o "subidón".[1]  

Generalmente, comienza con una trivial receta médica para analgésicos, una práctica bastante común entre los médicos en los Estados Unidos, que tienen una tendencia a prescribir en exceso estas pastillas, que son adictivas y desarrollan tolerancia.

Esto lleva a que algunos usuarios (alrededor del 5%), después de separados de la medicación legal, busquen alimentar su adicción a través del mercado negro, con oferta más barata y más poderosa. Las estadísticas confirman que 4 de cada 5 usuarios de heroína de hoy comenzaron con analgésicos recetados.

Y luego se puso peor...

En los últimos años, se ha agregado un nuevo jugador al juego, y se lo conoce con el nombre de Fentanyl. En el mundo médico, esto se usa ampliamente en pacientes con enfermedades terminales. Sin embargo, debido a su alta potencia y amplia disponibilidad, en 2007 esta droga finalmente inundó el mercado negro y comenzó a utilizarse para cortar otras drogas, especialmente la heroína. Es comúnmente aceptado que Fentanyl es el principal responsable del aumento de las sobredosis mortales, ya que es 10 a 50 veces más potente que la heroína [2] y es indetectable a ojo desnudo. 

Aunque esta crisis está afectando a algunas áreas urbanas (Filadelfia, Detroit, Chicago), el principal grupo demográfico afectado es un hombre blanco, de clase trabajadora y rural. A partir de cifras de 2015, 91 personas al día murieron por una sobredosis de opioides. [3] En 2016, el número de víctimas fue de 66,000 personas. El año pasado, el número fue más grande que muertes por homicidios con armas de fuego y accidentes de tránsito.

La raíz del problema

No es posible rastrear las raíces de una crisis de esta magnitud sin tener en cuenta algunos eventos importantes y algunos intereses muy rentables. El comienzo del aumento en el consumo de heroína corre paralelo al colapso económico de 2008. A esta ecuación también se puede agregar una campaña agresiva de compañías farmacéuticas como Purdue Pharma [4] que "han aportado enormes ganancias antes de decir la verdad y su comportamiento es directamente responsable de incrementos sorprendentes en la adicción a opiáceos que destruyen vidas y destrozan familias". [5]

 
La descarada inundación del mercado estadounidense con analgésicos se basó principalmente en la manipulación de un artículo de 1980 hallado en el New England Journal of Medicine, [6] que afirmaba que no existe riesgo de adicción en el uso de opioides para el dolor crónico. Este estudio parcial fue presentado por la industria farmacéutica como una investigación definitiva, y les proporcionó el respaldo médico 'oficial' que necesitaban para llevar a cabo su campaña: convencer a la comunidad médica de las maravillas de estas pastillas mágicas. En 2012, se entregaron 282 millones de recetas de opiáceos.

¿Y ahora qué?

El 26 de octubre de 2017, el presidente de los Estados Unidos declaró la crisis de los opioides una emergencia nacional de salud. Aunque muchos argumentan que esta declaración no proporciona las herramientas y los fondos adecuados necesarios para combatir un problema tan masivo, quizás al menos pueda ayudar a poner en el centro de atención un tema mortal que hasta ahora se ha utilizado principalmente para aumentar los presupuestos de las fuerzas del orden público.

Muchos expertos y personas afectadas (desde los que responden a los primeros auxilios hasta las familias de los adictos) son categóricos al proponer una disponibilidad más amplia de naloxona [7], un medicamento que puede revertir una sobredosis de opiáceos. Otra medida es la limitación de la prescripción de analgésicos a períodos de tratamiento de siete días para cualquier dolor agudo. 

Sin embargo, estos pasos deben ir acompañados de un esfuerzo social, político y cultural: desde difundir información objetiva hasta financiar centros de tratamiento; desde encontrar maneras efectivas y afectivas de abordar el tratamiento de trastornos y enfermedades, hasta tener un enfoque crítico con las compañías farmacéuticas. , etc.

Esto suena aterrador

De hecho, el lado oscuro de las drogas. Cuando el consumo de drogas se convierte en un viaje de ida para escapar de este mundo en lugar de una forma de desarrollarse, profundizar y descubrir la vida, generalmente hay consecuencias desagradables.

Un pequeño consejo: lo que sea que quieras poner en tu cuerpo, asegúrate de que esté lo más limpio posible. El uso de un EZ Kit, por ejemplo, podría al menos ayudarte a experimentar de una manera más segura.

No es nuestro lugar para moralizar o juzgar a aquellos que terminan en una red de adicción y desesperación - eso es algo que no deseamos a nadie, especialmente, como lo muestra la situación en los Estados Unidos, cuando es consecuencia de un engaño y industria hambrienta de ganancias. Si nos preguntas, es mejor apegarse a los dones de la Madre Naturaleza, en lugar de los regalos envenenados de los grandes jefes.

Referencias

    1. http://edition.cnn.com/2017/09/18/health/opioid-crisis-fast-facts/index.html

    1. https://en.wikipedia.org/wiki/Opioid_epidemic

    1. https://www.cdc.gov/drugoverdose/epidemic/index.html

    1. https://www.newyorker.com/magazine/2017/10/30/the-family-that-built-an-empire-of-pain

    1. https://www.azcentral.com/story/news/local/phoenix/2017/11/15/phoenix-sue-prescription-drug-manufacturers-over-costs-opioid-crisis/866648001/

    1. https://news.vice.com/story/how-one-doctors-letter-from-1980-helped-create-the-opioid-crisis

    1. https://www.newyorker.com/current/donald-trump-speaks-about-the-opioid-crisis

Autora: Julia



Comentarios

Aún no hay comentarios, ¡sé el primero!


Añade comentario

¿Tienes al menos 18 años de edad?

Para visitar nuestra tienda en línea hay que confirmar que tienes al menos 18 años de edad.