BlogCannabis 101 - semillas de marihuana feminizadas Vs regulares

Ahora recibes 2 semillas gratis con tu pedido de semillas.

Azarius

  • $

$ 0, -

0,00 $

Cannabis 101 - semillas de marihuana feminizadas Vs regulares

01-03-2018 - 0 Comentarios

Para los nuevos cultivadores de cannabis, visitar un banco de semillas online puede ser una experiencia abrumadora. Hay varios términos para entender antes de elegir la semilla de la cepa adecuada. En este artículo analizaremos las diferencias entre las semillas "feminizadas" y las "regulares" y te guiaremos en lo que es adecuado para ti.

Batalla de los sexos de cannabis

Primero lo básico. Las plantas de cannabis pueden ser de dos sexos diferentes: machos y hembras. Al mirar una semilla, no hay forma de saber qué sexo será la planta terminada. Una semilla "regular" tiene más o menos un 50% de posibilidades de ser una planta macho o hembra.

Las plantas hembra producen las yemas florales densas que nos gusta consumir. Los machos producen flores que no te pueden colocar, pero que contienen polen (no confundir con el "hachís" de polen). En caso de que el polen de las plantas masculinas entre en contacto con un brote femenino en floración, la planta cambiará su energía para crear semillas en lugar de las flores jugosas y maravillosas que tanto apreciamos.

Si estás cultivando cannabis para luego consumirlo, querrás mantener tu jardín libre de plantas masculinas (y su polen).

Semillas feminizadas de Cannabis

Los criadores expertos de cannabis han descubierto varias formas de garantizar que las semillas sean, más probablemente, femeninas.

Para producir una semilla feminizada, el creador condiciona una planta femenina para que se vuelva hermafrodita. Las flores "masculinas" resultantes en una planta hembra producirán (la mayoría de las veces) polen que cuando se combina con una flor femenina real producirá semillas que serán plantas femeninas.

Cuando se germinan estas semillas feminizadas, un productor no necesita vigilar constantemente su jardín en busca de signos de plantas masculinas, que deban eliminarse o erradicarse.

Como las semillas son muy caras (gracias prohibición), lo más probable es que desees cultivar el 100% de tus semillas en lugar del 50%.

Las semillas feminizadas no solo son interesantes para los productores. Las empresas prefieren venderte una semilla feminizada cada vez que quieres cultivar una planta, en lugar de venderte semillas que te posibilitan volverte auto-suficiente, o incluso un competidor.

Si eres es un principiante, quieres cultivar todas tus semillas para que tengan cogollos para consumir o deseas elegir una planta madre de la cual tomar clones, entonces las semillas feminizadas son la mejor opción para empezar.

Puede que quieras incluso probar las semillas auto-florecientes feminizadas, que son el tipo más fácil de plantas de cannabis que puedes cultivar. Echa un vistazo a este artículo sobre la diferencia entre semillas autoflorecientes y de fotoperíodo.

Semillas de cannabis regulares

¿Te estás preguntando, entonces por qué la gente habría de interesarse por las semillas regulares?

 
Si haces germinar 10 semillas regulares, puedes obtener 5 plantas masculinas y 5 femeninas. Cada una tendrá sus propias características. Algunas pueden ser más sativa-dominantes (hojas más altas y más largas, color más claro, efecto high) mientras que otras plantas pueden ser más indica-dominantes (más cortas, más boscosas, de color más oscuro, hojas más anchas con un efecto más stone).

El productor elegirá cuáles quiere conservar. Incluso puede mantenerlos en un estado vegetativo (planta madre) y tomar clones para ver qué efectos le gustan mejor. Como se puede imaginar, este proceso lleva mucho tiempo, muchos meses, si no años.


Los puristas del cannabis dicen que las plantas cultivadas a partir de semillas regulares son más fuertes. Algunos criadores pueden mantener una planta madre durante décadas, por lo que comenzar con una semilla regular es una apuesta más segura que una semilla que es el resultado de plantas procesadas para proporcionar semillas feminizadas.

Si desean criar sus propias variedades , separarán las plantas macho tan pronto que muestran signos de su sexo y toman muestras del polen resultante. Luego mezclan este polen con clones de sus plantas femeninas para ver cuáles serán los resultados. 

Si todo esto empieza a sonar un poco complicado, eso es porque lo es.

La criacion requiere técnicas de cultivo avanzadas y una configuración sofisticada. Piensa en todas las diferentes zonas necesarias para las plantas madres y para el  cultivo de plantas masculinas y femeninas por separado.

Usadas correctamente, las semillas regulares pueden ser un excelente material de origen para los criadores aspirantes. 

Por lo tanto, las semillas regulares son más interesantes para las personas que tienen experiencia de cultivo y que desean pasar al siguiente nivel.

Conclusión

Si no sabes cuál es la diferencia entre una semilla feminizada y una regular, lo más probable es que necesites semillas feminizadas. El 99% de las semillas que germinas te darán plantas femeninas y tendrás una cosa menos de qué preocuparte en tu jardín de cannabis.

Si deseas elevar tu cultivo al próximo nivel, entonces puedes considerar invertir en algunas semillas regulares. Son más caras y más difíciles de conseguir que las semillas feminizadas, pero son esenciales si quieres convertirte en un criador profesional.


 

 
 
 
 
 
 



Comentarios

Aún no hay comentarios, ¡sé el primero!


Añade comentario

¿Tienes al menos 18 años de edad?

Para visitar nuestra tienda en línea hay que confirmar que tienes al menos 18 años de edad.